Otorgar profundidad y realismo

Ya hemos tocado en algún que otra entrada de esta bitácora el asunto de los falsos sinónimos en los que muchos de los que escriben hoy en día caen, tal vez por dos causas fundamentales: primera y principal, la ignorancia del significado exacto del término que escogen; segunda y accesoria, el recurso indiscriminado a diccionarios de sinónimos —y muy especialmente a los informáticos— que no explican matices y aplicaciones de los mismos; de esta forma el escribiente suele escoger el término que le suena más culto o profundo, sin saber con precisión si su definición exacta permite o no aplicarlo al contexto.

De semejante proceso nacen perlas como la de aplicar fallecer y fallecimiento a los irracionales, la de achacar algo positivo o, como nos recordaba nuestro avisado lector Melmoth, la de adolecer de algo bueno.

Otro ejemplo de esta auténtica plaga del idioma nos lo ha dado una traducción que hemos tenido que revisar recientemente. Trataba el texto de varias versiones de un mismo cuadro, y en dos ocasiones en una misma página el traductor había escrito que una línea de contorno «otorgaba una cierta profundidad» a la composición, y que se echaba en falta una sombra «que hubiera otorgado» un mayor realismo a una transición.

En ambos casos, e independientemente del verbo que empleara el texto en su lengua original, al traductor le ha sabido a poco emplear el verbo dar, tan corriente él, sobre todo teniendo en cuenta el carácter del texto, no divulgativo, sino destinado a un público bastante entendido en cuestiones de técnica pictórica. Y he aquí que ha aparecido en su imaginación —nunca sabremos si con la ayuda o no de la socorrida lista de sinónimos del tratamiento de texto—, como en un rompimiento barroco, solemne entre rayos y celajes, el verbo otorgar en toda su grandeza. Pero, claro, no ha caído en que el significado de éste, según el DRAE, es el siguiente (omitimos, lógicamente, su acepción notarial): «1. tr. Consentir, condescender o conceder algo que se pide o se pregunta. 2. tr. Hacer merced y gracia de algo».

Ahora bien, no nos parece que una composición o una transición estén capacitadas para pedirle a una línea o a una sombra que les haga merced de profundidad o de realismo. Y es que otorgar, conferir o conceder no son, evidentemente, sinónimos siempre y en todo lugar del humilde dar.

Pablo Herrero Hernández

Anuncios

4 comentarios

  1. Lo mismo podría decirse (y de hecho, lo digo) del verbo “evitar” con el extraño significado de “alejarse de” en lugar de “apartar (se) de algún daño o peligro o molestia, impidiendo que suceda”. Son ya demasiados los ejemplos que el día a día en los periódicos nos van dejando que resulta imposible no fijarse en este error semántico, que a fuer de repetirse, acabará por imponerse en el habla popular. “Tengo que evitarte, mi amada esposa, que otros quehaceres y razones me convocan” o “Padre, perdóneme porque he evitado el Cuerpo de Cristo” y éste le responderá contrito: “Dejad que los niños me eviten”.
    Me temo, estimado colega, que son muchos los significados ocultos que ciertas palabras mal vertidas a nuestro idioma -por ignorancia, desidia o mala praxis- nos esperan a la vuelta de la esquina, que lo venden tinto.
    Un saludo

    1. Ese uso de «evitar» suena, desde luego, a galicismo por los cuatro costados, pero un galicismos que, como tantos otros, al estar ya asentado en nuestro idioma, ha adquirido en él, mal que nos pese, carta de naturaleza. En efecto, se corresponde con la acepción 3.ª del DRAE (‘Huir el trato de alguien, apartarse de su comunicación’). Y como tal consta ya en anteriores ediciones del diccionario académico, con alguna leve modificación. Ahora bien, esta acepción del verbo, en puridad, sólo debe aplicarse a personas. Y la primera (‘Apartar algún daño, peligro o molestia, impidiendo que suceda’) no es, desde luego, aplicable al segundo ejemplo que Ud. trae, pues, indiferentemente de las ideas religiosas que se tengan o se dejen de tener, resulta evidente que la hostia consagrada no constituye daño, peligro o molestia. Sí habría tenido que decir el penitente «he evitado tomar el Cuerpo de Cristo», por ejemplo, lo que responde, a mi juicio, a la 2.ª acepción del verbo (‘Excusar, huir de incurrir en algo’). Ése uso, el de «evitar» algo (un objeto, no una acción) que no constituye daño, peligro o molestia, sí que me parece erróneo y abusivo. Gracias por su comentario.

  2. Otra cosita, Doctor Hache: quisiera que estuviera atento al infame televisor (muchos dirían “televisión” en una metonimia perfecta) y se percatara del uso (a mi juicio inadecuado y prolijo) de la expresión “de alguna manera” en cualquier contexto en que de haber sólo puede haber una manera. No obstante, se dice con cierta insatisfacción por los hechos o sus consecuencias: “De alguna manera, es lo que todos esperábamos de las elecciones catalanas, dada la mala experiencia de los varios tripartitos”. Ya digo, de alguna manera tendremos que enriquecer el idioma y no embadurnarlo de vaguedades o vacuos decires… qué no decir de los diremes y los diretes.
    Con Dios.

  3. En beneficio de mi salud mental (y evidentemente en detrimento de estas páginas), no suelo ponerme con frecuencia ante el televisor, pero en la propia calle oigo cada vez más esta muletilla, sobre todo en boca de personas que presumen de cultas. No sé yo a ciencia cierta si condenarlo como error por la razón lógica que Ud. acertadamente esgrime, o si, más bien, lamentar que se imponga sobre otras expresiones de igual o parecido significado («en cierto modo», «de una u otra forma», «a fin de cuentas», «en resumidas cuentas», y otras que en este instante no acuden a mi flaca memoria), empobreciendo el idioma.
    Con él quede (con el idioma también, que tan acertadamente defiende).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: