Agradeciéndole, reciba

Quienes firmamos estas líneas, quién sabe cuántas veces habremos terminado nuestras cartas o correos electrónicos con una fórmula parecida a ésta: «Agradeciéndole la atención, reciba un cordial saludo».

Hace tiempo caímos en que ésta, al igual que otras frases del mismo tipo, constituye un anacoluto monumental, pues los sujetos de cada uno de los miembros de la frase son distintos («yo» para el primero, «usted» para el segundo). Optamos, pues, por otro tipo de solución, como: «Agradeciéndole la atención, le envío un atento saludo», donde es ya uno sólo, el «yo» firmante, el sujeto de toda la frase.

Hoy, al recibir un escrito rematado por la frase incriminada, nos ha parecido buena cosa traer aquí este error sintáctico, al parecer bastante extendido.

Pablo Herrero Hernández

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: