Señalizar demasiado

Los azares de nuestro oficio nos han llevado hoy a consultar en el diccionario académico la voz señalizar,  cuya única acepción nos ha sorprendido por su, a nuestro juicio, innecesaria prolijidad. Reza así:

«1. tr. Colocar en las carreteras y otras vías de comunicación las señales que indican bifurcaciones, cruces, pasos a nivel y otras para que sirvan de guía a los usuarios».

Esta definición, que permanece inalterada desde anteriores ediciones y posiblemente desde la introducción del vocablo —que presumimos relativamente reciente al no registrarla Casares en la parte alfabética de su Diccionario ideológico—, se nos antoja, como decíamos, innecesaria y hasta arbritrariamente prolija, en el sentido de que enumera una serie de objetos de las señales de tráfico —bifurcaciones, cruces, pasos a nivel— que, al no poder ni deber ser exhaustiva, huelga en su totalidad. Bastaría con cambiarla de ésta o de similar manera:

«1. tr. Colocar en las carreteras y otras vías de comunicación señales para que sirvan de guía a los usuarios».

Todo ello con vistas a esa economía expresiva que debería caracterizar siempre a las definiciones de un diccionario académico y que es el mejor vehículo (para no salirnos del tema) de la corrección y propiedad de las mismas.

Pablo Herrero Hernández

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: