Escritas en un reclinatorio (1)

…entre nubes de incienso y con la pluma mojada en agua bendita es lo que parecen ciertas definiciones de términos relacionados con el cristianismo que el diccionario académico mantiene prácticamente inalteradas, cuando el modelo cultural que las dictó, o en cuyo marco se inscribían, lleva más de treinta años fenecido.

Otro fenómeno paralelo y complementario al citado lo constituye la falta de acotación o delimitación del universo semántico al que pertenecen los términos en cuestión; omisión fácilmente comprensible en una España que era católica por naturaleza, definición y obligación, motivo por el cual holgaba precisar que tal o cual término era proprio del cristianismo o de la religión católica, única por aquel entonces de rango oficial.

Hoy en día, en cambio, si la RAE quiere, como suponemos, que su diccionario siga sirviendo de referente del español estándar, se impone revisar en bloque gran parte —cuando no la totalidad— de las acepciones de términos relacionados con la religión cristiana, con el fin, en la mayor parte de los casos, de insertar la debida puntualización y concreción de su área de alcance y adscripción.

De ello nos proponemos ir trayendo a estas páginas algunos ejemplos con nuestras correspondientes sugerencias, al hilo de nuestras consultas diarias  del DRAE.

Pablo Herrero Hernández

Anuncios

2 comentarios

  1. Me gustaría sugerirle (y me tomo tal licencia por la amistad que nos une), como botón de muestra o ejemplo príncipe, la expresión “a matacandela”, forma de excomunión ya en desuso, amén del “apagavelas” de su primera acepción. Y otra que me llama la atención es la de “hacer de fray Juan”, haciendo referencia a la “compañía de respeto” que se gastaba en calendas festivas y otras zambras religiosas.
    No sé si quería usted poner el grito en el cielo -y nunca mejor dicho- sobre estas expresiones asaz moribundas o eran otros sus motivos, pero como no soy de natural prudente, más bien impetuoso, como bien recordará, sabrá usted perdonarme tamaño intrusismo.
    Reciba un cordial saludo de su fiel seguidor (‘semper fidelis’, que dirían los marines americanos, tan duchos en latinajos como en respetar lejanas y ajenas tierras de oro negro repletas… “recios nubarrones negros”… ¡ah, mi memoria! ). Un abrazo y cuídese.

  2. Muy estimado Melmoth: Ante todo, ¡qué placer da leer sus comentarios! No nos mueve animosidad alguna contra nada, y menos contra frases que, aun caídas en desuso o a punto de hacerlo, tienen que pasar con todos los honores a engrosar el acervo del diccionario histórico. Aplicando el cuento a otro ámbito semántico del que estamos culturalmente alejadísimos, no por renegar de la fiesta de los toros hemos renunciado a emplear imágenes y frases tan gráficas como «ver los toros desde la barrera», «tomar el olivo», «estar para el arrastre» o «mirar al tendido»… El objeto de nuestro articulillo de ayer no era otro que servir de pórtico o introducción a una serie de definiciones de términos relacionados con la religión cristiana, presentes en el DRAE actual, y, a nuestro humildísimo juicio, necesitadas de las correspondientes acotaciones que delimiten su universo a ese ámbito concreto y respetabilísimo, quitándoles esa pretensión de objetividad que en su día se les dio. Esperamos empezar a traer pronto ejemplos que ilustrarán mejor nuestro afán.
    Cuídese Ud. también y reciba un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: