Secuelas que se cuelan

Una colega traductora nos ruega amablemente que digamos algo acerca del uso y abuso de secuela por parte de los medios de comunicación para significar la continuación de una película o de un libro.

Se trata de una palabra que en español presenta hoy en día dos acepciones básicas, distintas de la citada (‘consecuencia o resulta de algo’ y ‘ trastorno o lesión que queda tras la curación de una enfermedad o un traumatismo, y que es consecuencia de ellos’). Incorporarla a nuestra lengua con el significado de continuación de una obra literaria, cinematográfica o afín a éstas constituye, a nuestro entender, un anglicismo innecesario.

En efecto, en inglés el latinismo sequel sí tiene mayoritariamente este significado, además del primero de los que tiene en español. Pero no vemos qué valor añadido pueda aportar el término secuela en dicha acepción concreta respecto a continuación.

En el origen de este vicio está, desde luego, el papanatismo copialotodo que caracteriza a gran parte de los medios de comunicación españoles y que  acaba arrinconando —cuando no proscribiendo— los vocablos propios, bien para acoger a equivalentes foráneos que nada les añaden, bien —como en el caso de marras— para cargar a una palabra ya presente en nuestro léxico con una nueva acepción, a todas luces innecesaria.

Y obsérvese que el hecho de que —en este caso como en algunos otros— el préstamo del inglés proceda del latín, matriz del español, en nada rebaja, a nuestro juicio, su improcedencia.

Pablo Herrero Hernández

Anuncios

8 comentarios

  1. Como aficionada al cine diré que veo un posible matiz que diferenciaría secuela de continuación:
    Yo si oigo que han hecho una continuación de tal obra pienso en su continuación lógica como sería el caso de la segunda y tercera parte de El Señor de los Anillos, a las que nunca creo haber llamado secuelas (como tampoco a la segunda parte de Kill Bill), mientras que si oigo que han hecho una secuela de algo no es la continuación exactamente, sino una prolongación, o un nuevo capítulo a raíz del éxito del primero, cosa menos justificada artísticamente y más económicamente. No sé si me explico. Kung Fu Panda 2 va a continuación de la primera, sí, pero no continúa su historia, solo retoma a los personajes en una historia distinta posterior…
    De todas formas, no todas las segundas partes o más continúan a partir de la primera. Algunas pese a posicionarse en un lugar posterior de la saga anteceden a su predecesora en los hechos cronológicos, por ejemplo… Aunque a eso ya le llaman precuela…
    No sé si secuela englobaría además de las continuaciones en ocasiones otro tipo de derivados de una película como pudiera ser un “spin-off” (¿hay un término en español para este concepto?). En cualquier caso me parece que desprende cierto tono despectivo implícito a estas alturas en que dichas segundas, terceras y más partes (no imprescindibles para la historia) de otras películas abundan y sobreabundan en el panorama cinematrográfico…

  2. Desde luego, en inglés «sequel» en este contexto incide precisamente en el concepto de continuación o desarrollo; por ejemplo, el Concise Oxford English Dictionary, en su edición de 2008, da del término la siguiente definición —que dejaremos en inglés, lengua que seguramente conocerá, para compensar ese «cierto tono despectivo» que Ud. cree ver en el artículo y que desde luego va dirigido en general a los medios y no a nadie en particular—: «A published, broadcast, or recorded work that continues the story or develops the theme of an earlier one».
    Por lo que respecta a «spin-off», y antes de que a alguno de nuestros inefables académicos se le ocurra proponer hispanizarlo como «espinoff», en español podría muy bien suplirse con «derivación» o, según el caso, con «serie derivada» o «programa derivado». Aunque el diccionario inglés antes citado no lo trae, sí lo hace el Merriam-Webster: «Something that is imitative or derivative of an earlier work, product, or establishment; especially : a television show starring a character popular in a secondary role of an earlier show». Como se ve, aquí prima el concepto de «derivación» sobre el de «continuación». Hemos consultado al respecto el Diccionario terminológico de los medios de comunicación de Florencio Prieto (Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Madrid 1991) —que no trae «sequel»— y que define «spinoff» como «programa de televisión que en cuanto a ambientación y personajes es trasunto o derivación de un programa anterior». Como se ve, también en esta definición prevalece el concepto de «derivación» («trasunto» es discutible aquí, pues significa, en su 2.ª acepción, ‘Imitación exacta, imagen o representación de algo’, lo que no es el caso; en el ejemplo que da a continuación de la traducción —«a spinoff of the most successful series»— traduce esta frase como «una réplica de la serie más popular», que creemos incurre en el mismo error).
    Respecto a «precuela» —que seguramente triunfará por mor de ese papanatismo al que aludíamos—, su construcción nos parece tan descabellada como la de «homófobo/homofobia» o la de «paralímpico». Pero ya se ve qué éxito tienen semejantes monstruos léxicos.

  3. ¿Por qué homófobo y paralímpico están mal construidas? Pregunto con ánimo de aprender.
    No creo haber visto un tono despectivo en el artículo. He dicho que me parece que el término en las presentes circunstancias se usa ya con cierto tono despectivo, de tantas continuaciones innecesarias (a las que vulgarmente se llama secuelas) que se hacen. No es lo mismo. Y todo lo que he dicho solo eran apreciaciones personales que no sé si coinciden con las de otros aficionados al cine. Además, no he defendido (ni condenado) el uso de secuela que aquí estamos comentando. Únicamente pretendía averiguar si a alguien más le parece que pueda haber adquirido ese matiz que tiene para mí.
    Saludos cordiales.

  4. Sentimos habernos equivocado con respecto a lo del tono despectivo —por lo que le pedimos disculpas—, y al mismo tiempo nos alegramos, en buena lógica, de haber estado equivocados.
    «Homófobo», literalmente —es decir atendiendo a las raíces griegas que lo componen— significaría, propiamente hablando, «que tiene fobia a lo igual». Y «paralímpico» está mal construido al haber omitido la «o» de «olímpico», que ha dejado a la raíz descabezada. Lo propio habría sido —de quererse evitar el «ao» de «paraolímpico» (grupo que pronunciamos sin dificultad alguna cada vez que terminanos una palabra con «a» seguida de una que inicie con «o» —«para olvidar», por ejemplo— o, caso muchísimo más frecuente, cada vez que al hablar terminamos en «ao» los participios en «ado»), fijar e incentivar la forma «parolímpico», en la que la «a» final de la raíz «pará» desaparecería cediendo su lugar a la «o» etimológica de «olímpico».
    Y sólo nos queda consignar ya que en estas columnas examinamos el idioma no desde el punto de vista de las distintas categorías de hablantes —aficionados al cine, expertos en economía o en informática, etc.—, sino desde un punto de vista que pretendemos sea fundamentalmente lingüístico (y que es el que generalmente desconoce la gran mayoría de los miembros de esas categorías), pues, como traductores que somos, la del uso de la lengua es nuestra única y humildísima competencia.
    Muchas gracias una vez más por sus intervenciones, tan enriquecedoras.

    1. Vale, ha quedado todo entendido. Hasta la próxima.

      1. Nos alegramos de que así sea. Hasta la próxima, pues, y gracias una vez más por su intervención.

  5. Estimado Pablo,
    me encanta tu blog, das unas expllicaciones y haces unos comentarios críticos acertadísimos de los que siempre se aprende, iIluminas como una antorcha en una cueva.
    Un abrazo virtual y muchas gracias

  6. Estimada Leonor:
    Muchas gracias por tu amable aprecio, y aunque no me siento en modo alguno antorcha en una cueva, la imagen es muy eficaz y sugestiva, por lo que intentaré por lo menos amoldar a ella mi modesta acción en estas páginas.
    Un abrazo a tu también.

    Pablo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: