Un sustantivo histórico

O, mejor dicho, el adjetivo histórico tratado como sustantivo, achaque cada vez más extendido en todo tipo de textos, desde las facturas de consumo de agua, gas, electricidad y teléfonos —que traen su correspondiente histórico de consumos— hasta cualquier tipo de texto, especialmente en ámbitos relacionados con la técnica en general y la informática en particular.

Lo suponemos galicismo —en francés este uso del adjetivo como sustantivo, con el significado de ‘exposición cronológica de hechos pasados pertenecientes a la vida colectiva o individual’ (TLFi) está documentado ya en 1872, en el famoso Diario de los hermanos Goncourt— totalmente innecesario, dado que disponemos en nuestra lengua del término historial, que responde a la misma definición del vocablo francés (‘reseña circunstanciada de los antecedentes de algo o de alguien’, DRAE) y que puede legítimamente definir por lo tanto cualquier tipo de informe, exposición o reseña de toda suerte de antecedentes (de consumos, laborales, de una actividad, etc…) atribuibles a una persona o entidad.

Pablo Herrero Hernández

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: