Publicaciones de la categoría: Conjunciones

Ojalá que…

Aunque ni el DRAE ni el DPD digan nada al respecto, siempre hemos juzgado improcedente, por redundante, posponer la conjunción que a la interjección ojalá, toda vez que el significado de ésta (que, según la RAE, «denota vivo deseo de que suceda algo») ya incluye la conjunción, por lo que ha de construirse directamente seguida del verbo en modo subjuntivo: «Ojalá sea para bien».

Por desgracia llevamos mucho tiempo observando que se incurre en la redundancia no sólo en el lenguaje oral (particularmente en discursos; no diremos «en la oratoria», ya que dicho género actualmente brilla por su ausencia), sino también en el escrito.

En este sentido, hacen un flaco favor a la gramática canciones, por otro lado hermosísimas, que nos llegan del otro lado del Charco, como es el caso de Ojalá que te vaya bonito, aunque la interpretación que de ella da nuestra idolatrada María Dolores Pradera nos incline irremediablemente, si no al perdón, a la indulgencia.

Pablo Herrero Hernández