Archivos de etiquetas: adjetivo

Aqui tú donación….

Aquí tú donación

El casi siempre impresentable consistorio madrileño, amén de tener el descaro de mendigar de propios y extraños para sostener su megalómano e inconsistente proyecto llevado a cabo en el antiguo Palacio de Correos, pisotea alegremente la ortografía y la gramática española al rotular, en una especie de cepillos estratégicamente diseminados por los espacios del inhóspito y carísimo engendro gallardónico-botellero, «aqui  donación» ¡precisamente para «apoyar este espacio cultural»!

La foto que ampliamos procede del artículo publicado ayer en «El País» digital por Ana García d’Atri (quien, sin embargo, no parece haberse dado cuenta de los disparates, cabe esperar que únicamente por deficiencias visuales y no de formación; y que, además, habla de huchas, cuando lo correcto sería hacerlo de cepillos).

Sólo nos queda recomendar al anónimo responsable cultural de la Cosa de Cibeles que, si hizo novillos el día en que en su escuela se enseñaban los adverbios de lugar y volvió a hacerlos (¡vaya, hombre!) en la clase donde se estudiaba la diferencia entre el  pronombre y el tu adjetivo, se lea por lo menos lo que sobre esta sencillísima cuestión escribió nuestro abuelo Luis Hernández Alfonso en su Defensa del Idioma, y que publicamos en su día en la siguiente entrada. ¡Ánimo, que nunca es tarde! De nada.

Pablo Herrero Hernández

Anuncios

Válido sí, pero también valedero

Creemos que las mismas razones que nos movían ayer a proponer alternar hacedero con viable (y también con factible, según sugiere nuestro colega Julio Juncal) abonan la recomendación de emplear, donde sea adecuado, valedero en vez de válido, tan abusado. Gracias, por otra parte, a nuestro citado compañero por recoger nuestra humilde propuesta en sus «Traslation Notes», recomendando la utilización de hacedero como traducción del inglés doable.

Tampoco vemos obstáculo alguno en el uso de vividero (adjetivo empleado tradicionalmente, por ejemplo, para designar las buhardillas u otros locales que reúnen condiciones para ser habitados) como alternativa al omnipresente habitable.

Pablo Herrero Hernández